Héctor José Rodriguez Riverol es un músico, compositor, escritor y poeta palmero, con diversos CDs y libros publicados, que suele visitarnos juntos a su pareja. Sin embargo, hace unos días se sentó a tomar una cerveza  en soledad y nació este precioso poema.

DUENDE
Hay un duende barriendo mis palabras a destajo, amontonándolas en
un aparente sinsentido. Rellena los oquedales de un delirio de letras
sacadas con pinzas de mis entrañas,
de mi abismo visceral,
de mis lágrimas cuando ignoran su valor,
del cáustico ritmo cotidiano que nos separa de los sueños,
del fresco manantial que las hadas custodian,
de la sombra mágica que guarece al poeta,
del borrón que nos exige pies y no alas.
¡Maldito duende!
¡¿Cómo maldito,
si de mi precipicio emocional erigió un templo,
si a partir de una herida infecta construyó la fe,
si del caos engendró esperanza y amor?!
(una piedra es una palabra,
y mil palabras una montaña)
Héctor José Rodríguez Riverol © Tijarafe. 24.07.2020

Está escrito en verso libre, un género poético Vanguardista que nació a mediados del S. XX (sin métrica ni rima). En palabras de Héctor José Rodríguez Riverol “el Duende es mi numen, una metáfora que personifica y hace alusión al restaurante “Isla Verde”, al lugar, al paisaje, a su magnífico equipo humano, a los buenos momentos allí vividos (tanto solo, como en pareja o en los conciertos que allí he realizado con los grupos Forever y K-lamardo), a las puestas de sol, a su exquisita gastronomía y a la meritoria elaboración artesana que deleita nuestro paladar, y también nuestras emociones). ¡Muchas gracias por este gran regalo! ¡Nos vemos en la terraza!