La polaca Jolanta Klimaszewska y el belga Gino de Reuwe aterrizaron en la isla de La Palma en 2006, buscando un lugar en el que poder ganar en salud y bienestar. Pese a que ya elaboraban cerveza, no fue hasta el año 2009 cuando profesionalizaron su pasión: las ideas que rondaban por sus cabezas, se convirtieron en una realidad en forma de una microcervecera, que se establecería en el municipio de Tijarafe y donde podrían amalgamar tradición y última tecnología, para producir cerveza artesana de calidad.

La antigua sala de fiestas Montecarlo, ubicada en el barrio de El Jesús, junto a la carretera general, dejó de ser aquel lugar que todavía guardaba vestigios de los festejos y guateques, que tantos tijaraferos y tijaraferas disfrutaron en el siglo pasado, para convertirse en una fábrica artesanal de cerveza, que lanzó su primer producto en el año 2010 -la Danza del Diablo- y que un año después pasaría a albergar también un bar-restaurante, donde poder degustar las cervezas elaboradas a tan solo unos metros, acompañadas de propuestas culinarias.

Las razones por las que Cervecera Isla Verde eligió Tijarafe para desarrollar su actividad son varias, pero, principalmente fue el clima, la disponibilidad de agua de buena calidad y el respeto por la tradición y lo rural lo que mejor encajó con la filosofía de este negocio. Las tradiciones de nuestro entorno y el carácter que aporta la naturaleza sublime y la gente de La Palma, nos sirven para elaborar recetas, a través de las cuales mostramos la Isla y aquellas particularidades, que la hacen única y especial.

La cerveza que hacemos posee el sabor y la calidad que le dan sus ingredientes, escogidos con sumo cuidado y tratados según recetas ancestrales. El agua de los montes de La Palma, por su mineralización débil, contribuye a conseguir un sabor especial en cada una de nuestras cervezas , convirtiéndolas en un producto más saludable y diferente, elaborado en una isla singular, donde habita un ave de color negro, animal emblema de este pequeño territorio, llamada graja, que, desde 2009 guía los pasos de Cervecera Isla Verde.